Todo lo que necesitas saber sobre viajar con cannabis

A marzo de 2020, 11 estados han legalizado completamente la marihuana y 22 más permiten la marihuana medicinal. La marcha hacia la legalización del cannabis continúa, y es fácil imaginar un futuro no muy lejano cuando la droga esté totalmente legalizada en Estados Unidos.

Sin embargo, trasladar las malezas a través de las fronteras estatales, y mucho menos trasladarlas a otro país, puede causarle problemas legales si no se prepara adecuadamente. A continuación se presentan algunas consideraciones legales clave sobre el transporte de malezas, así como algunos consejos menores para un almacenamiento óptimo de malezas.

Reglas y sanciones

Comencemos con los hechos obvios: mientras que 33 estados y Washington DC permiten que las malezas se legalicen hasta cierto punto, hay 17 estados que no lo hacen. Los tres estados más grandes que prohíben por completo la marihuana son Texas, Georgia y Carolina del Norte. Por lo tanto, la mayoría de la gente puede descubrir que mover las malezas de un estado de control de malezas a uno de esos estados es una mala idea.

Sin embargo, lo que es menos obvio es que mudarse de un estado de control de malezas a otro, como Oregon a California o Vermont a Massachusetts, también puede causarle serios problemas legales. Las fronteras entre estos dos estados, así como las carreteras, pueden estar bajo jurisdicción federal y las malezas siguen siendo ilegales a nivel federal. Esto se aplica tanto a los viajes en avión como en coche.

¿Cuáles son las consecuencias si lo detienen y lo atrapan transportando marihuana de un estado a otro? Eso depende de cuánto carga, si es su primera infracción y qué tipo de parada tiene. La DEA declara oficialmente que transportar menos de 50 kg de marihuana puede conllevar una sentencia máxima de 5 años de prisión y una multa de 250.000 dólares por la primera infracción. Incluso si un funcionario federal está de buen humor y lo deja ir, es casi seguro que le confiscarán sus malas hierbas, y con ellas su dinero.

Almacenamiento y transporte de malezas

Las duras consecuencias estatales significan que no debería estar planeando ir de vacaciones a Colorado para llevar algunos de los bienes a casa. Además, estas restricciones impiden que empresas de marihuana como Harvest House of Cannabis operen fuera de sus estados, lo que pone en duda el potencial de la industria de la marihuana.

Pero si bien los agentes federales hacen preguntas cuando huele marihuana, generalmente no la buscan de manera agresiva. Si toma algunas precauciones básicas mientras viaja, debería poder mover pequeñas cantidades a través de las fronteras estatales para su placer personal.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que volar con malezas es mucho más seguro que conducir con ellas. Los agentes de policía apuntan a las placas de matrícula no estatales, especialmente las de un estado donde la marihuana es legal. Y si te encuentras en un estado donde la marihuana es completamente ilegal, todo lo que tiene que hacer el policía es afirmar que huele marihuana y luego registrar tu auto. Si desea transportar malezas, tome un avión. Si tiene que conducir, evite los productos de marihuana que no desprendan olor. Priorice las compras y mantenga sus suministros en un espacio cerrado como su guantera.

Cuando vuele, también debe llevar sus malezas en su equipaje de mano en lugar de meterlas en su equipaje facturado, que se puede registrar al azar. Coloque todos los porros en un frasco de pastillas o en una bolsa de plástico mezclados con otras cosas. Recuerde, los agentes de la TSA buscan armas y bombas, no drogas. No es necesario tomar medidas excesivas, como historias infames de traficantes de drogas que transportan cocaína a través de varias aberturas. No lo agite abiertamente en su bolso de mano y debería estar bien.

Viajar a diferentes paises

La legalización de la marihuana es un movimiento global en el que países como Canadá y Argentina han legalizado por completo la marihuana. Aunque puede viajar a estos países por turismo de marihuana, todavía existen restricciones de transporte fuera del país. Canadá prohíbe el transporte de cualquier cantidad de cannabis a través de la frontera, incluso a países o estados donde se ha despenalizado.

A diferencia de las fronteras estatales, donde puede estar bien correr el riesgo si se toman las precauciones adecuadas, mover las malezas a través de las fronteras internacionales es demasiado peligroso para intentarlo. Los guardias fronterizos tienen derecho a registrar cada centímetro de su automóvil, persona e incluso su cuenta de redes sociales si lo encuentran sospechoso. Y si tiene parafernalia de marihuana, puede ser arrestado o prohibido ingresar al país.

La legalización de la marihuana va por buen camino, pero aún queda un largo camino por recorrer hacia la legalización total. Incluso la legalización total puede involucrar regulaciones que rijan el transporte de malezas a través de fronteras estatales o internacionales. Si bien puede tomar ciertas medidas de precaución para reducir los riesgos, debe tener en cuenta que incluso el transporte de un estado de derecho a otro puede ponerlo en riesgo en circunstancias inadecuadas.

Deja un comentario